¿Como decorar el Dormitorio de tu Bebé?

A todos los padres les hace ilusión decorar el dormitorio de su hijo y no es para menos, será el lugar donde el niño pasará gran parte de su infancia, ya sea para jugar o para dormir, gran parte del tiempo estará allí, compartiendo con sus amigos y familiares. Será un espacio que identificará y protegerá como propio dentro de toda la casa.

Es muy fácil decorar el dormitorio del bebé, sólo hay que tener en cuenta algunos aspectos que marcarán la pauta de la decoración para que luego, si se desea, se complemente o se varíen los accesorios.

En nuestro blog: La decoración infantil, consejos para comenzar, comentábamos las directrices principales de la decoración infantil, en las que estaban implicadas el color, la disposición del espacio de los objetos y la iluminación. Teniendo claro lo anterior, podemos dialogar de tres aspectos importantes para decorar el dormitorio del bebé.

La iluminación

Es fundamental en cualquier decoración infantil. En el caso de la habitación del bebé la iluminación debe ser suficiente pero con la posibilidad de oscurecerla casi de manera total, para que el pequeño pueda dormir sin molestias.

Se recomienda que la luz no llegue en forma directa a la cama del niño más bien que llegue en forma tenue a las paredes y al techo de la habitación. Se puede evitar la entrada fuerte de luz sobre la cuna del pequeño, usando cortinas que dejen pasar la luz pero que además se pueda controlar y graduar según sus necesidades de descanso.

El mobiliario infantil

No es necesario atiborrar de muebles el dormitorio del bebé, entre menos muebles mejor. Se aconseja en pensar sólo en la cuna del bebé, un armario y un cambiador o en muebles versátiles y multifuncionales.

El espacio es importante para que el pequeño pueda gatear libremente por su habitación, de ahí que, un número mínimo de muebles es lo apropiado. A medida que el niño va creciendo, se pueden ir incorporando algunos muebles que ayuden a la organización de los juguetes.

Ante todo la seguridad del bebé…

En este tema hay que prestar atención debido a que algunos de los muebles que nos ofrecen son atractivos y bonitos pero no llenan las expectativas necesarias en cuanto a seguridad.

El mobiliario infantil debe estar pintado con barnices o pinturas no tóxicas. Hay que procurar que tengan terminaciones curvas o redondeadas y no en punta, para evitar accidentes.

Si los muebles tienen tapa sería recomendable que llevaran un dispositivo hidráulico para evitar que los niños se lastimen los dedos. Y si los muebles tienen ruedas, es bueno cerciorarse que tengan freno.

Siempre hay que colocar protección en los enchufes y en los radiadores, procurar que el dormitorio del bebé esté bien ventilado y evitar las alfombras en el caso de las alergias.

Además de los anteriores puntos, un aspecto sencillo que puede mejorar notablemente la decoración infantil y dar vida a la habitación del pequeño, son los murales infantiles. Es una técnica que ofrece variadas opciones tanto en materiales como en motivos y temas decorativos que permiten dejar volar la imaginación y dar un toque de originalidad.

Fuente: blog.parabebes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *